Emaús Europa

Emaús Mundo: ¡Un espacio de venta de pluriactividad más ecológica y abierta!

Espacio esencial para Emaús, la rehabilitación de una sala de venta puede ser la oportunidad de desarrollar numerosos proyectos. Tuvimos un encuentro con Joël de Emaús Mundo y Nicolas de los Bâtisseurs d’instants. Comparten con nosotros la aventura de la creación de un nuevo espacio de venta alsaciano teniendo en mente el hecho de hacer frente a los desafíos del mundo actual.

Acabáis de abrir una nueva sala de venta, pero es mucho más que eso, ¿no?

Con el fin de responder de forma sostenible a los desafíos del mañana, Emaús Mundo ha elegido crear un nuevo espacio en Eurométropole, en el norte de Estrasburgo con vistas a ampliar sus actividades y sus misiones, pero también contar con una nueva herramienta de trabajo para responder a los retos de nuestra sociedad de sobreconsumo que fabrica, de forma paralela, bienes de consumo y de exclusión.

Para nosotros, este nuevo espacio debía tener en cuenta los múltiples retos de la transición ecológica y solidaria. Muy (demasiado) estrechos en nuestro espacio histórico (1 300m2), era ya crucial encontrar uno nuevo para poder agilizar y simplificar nuestra forma de trabajar, pero también poder desarrollar nuestros nuevos proyectos en fase, teniendo en cuenta las diferentes problemáticas de la ya mencionada transición. Nuestro centro de reciclaje cooperativo y solidario acaba de abrir sus puertas (después de cuatro años de trabajo) en Bischheim; con un espacio de 4 000m2 (de 1ha) de los cuales 1 900m2 están dedicados a la venta; talleres (carpintería, electrónica, FabLab, costura), una sala de conferencias y un restaurante.

Para el diseño de la sala de venta, se nos ocurrió llamar a un escenógrafo para reflexionar sobre la distribución de los espacios, la circulación de clientela y el atractivo del lugar, centrándose en el aspecto lúdico y estético de las diferentes tiendas. La idea era no reproducir cosas que ya existieran y darle prioridad al uso de materiales provenientes del reempleo para la fabricación.

Este nuevo espacio es más grande, ¿cuáles son vuestras ambiciones en cuanto al desarrollo social en Bischheim?

El cambio de escala de Emaús Mundo permitirá responder al doble desafío ecológico y social, pero también económico: haber duplicado la superficie de la tienda, el número de trabajadores/as en inserción en nuestra actividad tradicional y la creación de nuevos puestos (objetivo a 5 años: 150 trabajadores/as acogidos/as durante un año, frente a los cincuenta que tenemos actualmente), aumento de nuestra capacidad de recolección, puesto que las solicitudes son ya cada vez más numerosas, tanto por parte de particulares como de profesionales, mejor capacidad de reciclaje y objetivo de alcanzar un 50% de reempleo (frente al 35% actual) y reducir la parte de desechos finales.

La organización de la preparación para el reempleo (de la cual la mayor parte de los donativos llega a la sala de venta) se ha modificado de forma progresiva con el objetivo de desarrollar nuevas competencias y aumentar la parte de reempleo/reparto/reutilización. En efecto, los «equipos sectoriales» se están desarrollando con un enmarcado técnico especializado y un equipo de trabajadores en inserción. Estos equipos «especializados sectoriales» se encargarán de los objetos tras el prerreciclaje hasta la venta, pasando por la reparación, la reutilización o el reciclaje.

Concretamente, hemos pedido a cada trabajador/a que se posicionara en un sector (textil, muebles, vajilla, libros, etc..)  y que siguiera los objetos desde su llegada, hasta el espacio de venta. De esta forma, cada persona puede pasar del reciclaje a la venta, pasando por la revalorización y la reparación, así como descubrir los diferentes aspectos del recorrido de los objetos. La idea era que los/as trabajadores/as de Emaús Mundo ganarán en competencia y conocimiento.

¿Cómo habéis concebido la escenografía y la gestión, sobre todo para vuestro espacio de restauración?

Nuestra reflexión ha versado sobre diferentes aspectos. Sobre el aspecto práctico: cuáles son las necesidades en volumen de venta por tienda en comparación con el pasado; cuáles son las necesidades según los tipos de almacenaje; cómo circula el público entre y en los espacios.

Sobre el aspecto funcional: la elección del emplazamiento de la tienda según el transporte entre el espacio de almacenamiento específico y su espacio de venta. ¿Qué apoyos de venta específicos?

Sobre el aspecto visual y estético: cada espacio tiene su propio universo. Los materiales constituyen los diferentes muros entre cada lugar. La tipografía de la señalización de cada tienda tiene una identidad propia y es visible desde la entrada del espacio de venta. El reparto del espacio: una idea de pueblo. Llegamos a un espacio abierto, como si de una plaza pública se tratara (el espacio de restauración) y desde ahí, empiezan las calles que nos llevan a las tiendas. Hemos optado por una estética sencilla para que el ojo pueda fijarse en las superficies de los muros que permiten, igualmente, colocar exposiciones de forma neutra. Hemos utilizado las puertas interiores para materializar algunas tiendas, chapas onduladas de obra para el puesto dedicado a la electrónica, así como marcos de bicicletas para confeccionar los arcos (pórticos) que señalizan el espacio de caja.

Integrado en el espacio de venta, nuestro restaurante solidario tiene como objetivo principal el acceso para todos a una alimentación de calidad, saludable y equilibrada. Tal y como lo entendemos, este espacio es un lugar de vida y socialización, que sea al mismo tiempo simple, acogedor y abierto a todo el mundo, donde les servimos comidas a precio reducido. Se trata, en primera instancia, de una forma de restauración de convivialidad y no muy cara por excelencia, donde las personas que viven en una situación precaria y los trabajadores pueden estar en contacto y construir lazos durante el tiempo del desayuno o de un café (el restaurante está abierto de 11:00 a 17:00). Ha sido concebido como un apoyo de inserción y la formación de personas en oficios de cocina y restauración. Creamos el equivalente a 4,5 EJC en este sentido.

La ecología forma parte del corazón de nuestro movimiento. ¿Cómo habéis concebido este nuevo espacio para hacerlo más ecológico? 

Primer reflejo: trabajar con materiales reciclados y de fácil acceso (puertas, bicicletas).
Segundo reflejo: trabajar con madera local. Todo con el fin de lograr una estética simple, lúdica, que también será fácilmente modulable, desmontable y reutilizable.

Además de todo ello, toda la iluminación del espacio está compuesta por LED (tanto el interior como el exterior) y hemos insistido bastante en el aislamiento del edificio; finalmente, la calefacción funciona gracias a una bomba de calor que utiliza geotermia a muy baja energía. Ya no utilizamos energías fósiles.

Por otro lado, desde 2019, Emaús Mundo lleva a cabo acciones sostenibles y regulares de concienciación sobre el medio ambiente a través de muchas personas: los/as trabajadores/as y voluntarios de Emaús Mundo, el público joven y, de forma general, el conjunto de la ciudadanía.
La asociación decidió implementar un conjunto de acciones teóricas, prácticas y creativas (por medio de juegos, sobre todo), con el fin de concienciar a todos los públicos sobre la prevención de producción de desechos, el consumo, la ecociudadanía, el desperdicio de alimentos y los diferentes problemas de salud medioambiental.

Para saber más: https://emmausmundo.com

Actualidad Economía circular y solidaria / Ecología Francia
Emaús Mundo

Crédito - Emaús Mundo