Emaús Europa

Bélgica

Emaús en Bélgica

Emaús lleva presente en Bélgica desde 1957 y actualmente cuenta con 3 organizaciones miembros en todo el país:  se trata de comunidades en el sentido tradicional de Emaús, en las que los compañeros y compañeras conviven y realizan el trabajo de recogida, clasificación, reparación y reventa de objetos a bajo coste.

Orígenes

En Vivegnis, en los suburbios de Lieja, William Wauters y su grupo de amigos se movilizaron ya en 1949 para ayudar a la población pobre de la posguerra: reconstruyeron espacios habitables y distribuyeron carbón para estufas, además de alimentos y ropa.  Esta acción supuso el inicio de la futura Comunidad Emaús-Brasier. En 1960, la economía belga comenzó a recuperarse y mejoró la vida diaria de la población. La comunidad se volcó entonces en la ayuda a los países del tercer mundo y creó Groupe Terre: una serie de proyectos de orientación económica que permitían mejorar las condiciones de vida de la población local de forma sostenible. La comunidad Emaús de Bruselas fue fundada en 1957 y, tras la muerte de su responsable y a petición del Abbé Pierre, la comunidad de La Poudrière tomó las riendas de Emaús a finales de los años 70.

Actividades principales

  • Acogida, alojamiento y reinserción de personas
  • Recogida, reutilización, venta y reciclaje de objetos
  • Interpelación política y sensibilización
  • Acciones solidarias a nivel local, europeo e internacional

Actividades secundarias

  • Agricultura

En cifras

140 compañeros/as, voluntarios/as y empleados/as

60 compañeros y compañeras

4 espacios de venta

1000 toneladas de mercancía recogidas al año

3 groupos locales
Haz clic en un marcador para ver la ficha del grupo

Testimonio

Julio-De-La-Granja.jpg

Julio de la Granja
Delegada nacional de Bélgica

La situación en Bélgica

«Nuestras tres comunidades existen desde hace más de 60 años y están dirigidas por personas comprometidas que llevan muchos años en el movimiento. Por lo tanto, las tres comunidades necesitan un cambio con el fin de garantizar que las asociaciones sean gestionadas por una nueva generación, cosa que ya se está concretando, en parte, a través de la profesionalización de ciertos puestos (como conductores o personal administrativo) y de la colaboración con otras asociaciones. En general, es importante transmitir a los más jóvenes algunos valores como la entrega, el intercambio y la fraternidad».

En imágenes

Seguir leyendo

Holy-Wood, la carpintería solidaria de Emaús Ghlin

Esta historia comienza en la comunidad belga de Emaús Ghlin, cuyos miembros querían dar una segunda vida a la madera que no se vendía en las tiendas. Con este propósito, y desde una perspectiva local, ética y solidaria nace Holy-Wood.

Seguir leyendo

Economía circular y solidaria / Ecología

Emaús en Bélgica

En Bélgica, los tres grupos Emaús son comunidades en el sentido tradicional; en total viven y trabajan allí 60 comapñeros y compañeras. Juntas, las tres asociaciones recogen alrededor de 1.000 toneladas de muebles, ropa y electrodomésticos al año, el 70% de los cuales se vuelve a poner en circulación en las tiendas.

Seguir leyendo